Así es como…

Ayer en la noche me sentía cansada y agobiada (pendientes que tengo y no termino y me estreso).

Leí 2 Crónicas y hubo una historia que cambio por completo mi vida en ese momento. La historia habla de un hombre llamado Ezequías, un hombre obediente, que buscaba a Dios con todo su corazón. Quiero que leas 2 Crónicas 31:21 y continúes en el capítulo 32, del versículo 1 al 23. Hay 5 grandes enseñanzas en esta historia:

1. La batalla llegó después del éxito. Que estés en el éxito no significa que los problemas no llegaran pronto. Al contrario. Tienes que estar preparado para la batalla.

2. En las batallas tienes que trabajar, ser fuerte y valiente. No pelees pasivamente, se intencional, actívate, trabaja por lo que tienes que defender u obtener. En Ezequías vemos un hombre sumamente trabajador durante un tiempo difícil en su vida.

3. Tienes que saber que quien está contigo, tiene un poder mucho mayor que tu batalla (capítulo 32, versículo 7 y 8).

4. Lo que cambiará el final de tu batalla es tu oración. Cuando Ezequías e Isaías clamaron a Dios, el Señor les mandó ayuda. Estoy segura que en ningún momento ellos estuvieron solos, pero observa el poder de la oración.

5. Por último, me encanta como comienza el versículo 22 “así es como el Señor libró a Ezequías y al pueblo de Jerusalén del rey…” Así es como — tres palabras que resumen esto: Dios está peleando las batallas por ti. Al finalizar tu batalla habrá una historia que contar, podrás dar testimonio a otros y decir “así es como Dios peleó la batalla por mí”.

Espero que este mensaje te haya dado fuerzas si estás pasando por una batalla. Dios tiene grandes planes para tu vida. Ánclate en El.

Con mucho amor,

Corde.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.